Claves para comprar, compartir y cobrar un décimo de la Lotería de Navidad 2018

Claves para comprar, compartir y cobrar un décimo de la Lotería de Navidad 2018
Salvador Salas

Principales consejos sobre dónde cobrarlo, qué hacer si lo has perdido o qué ocurre si el amigo con el que compartías el décimo se ha dado a la fuga

SUR

A pesar de que en la teoría la Navidad comienza el 25 de diciembre, en la práctica, las celebraciones ya han comenzado antes de dicha fecha. No podemos obviar el día 22 como más que probable jornada de inauguración de tan señalada festividad. Sí, el día del Sorteo Extraordinario de Navidad.

Balances finales aparte, este sorteo forma parte de la cultura navideña en España, y es que, aunque no sea uno mismo el agraciado, siempre se siente alegría por que un gran premio vaya a parar a una familia sin recursos, a un pueblo marcado por el desempleo o a un barrio humilde del extrarradio.

A pesar de ello, también en esta destacada fecha hay sitio para momentos no tan buenos, incluso si se tiene bajo custodia uno de los boletos premiados. Aquí se exponen los principales consejos a tener en cuenta para que esta jornada no se convierta en un día para olvidar.

Cobrar un décimo compartido

Compartir un boleto del Sorteo Extraordinario de Navidad con familiares o amigos siempre une. Más aún si toca... O no, pues un décimo de Lotería es un documento de cobro al portador. ¿Qué pasaría si la persona que custodia el décimo no quiere compartirlo o, directamente, desaparece de la faz de la Tierra?

Para evitar echarse las manos a la cabeza si se diera ese caso, cada participante debe contar con una fotocopia del boleto, por ambas caras, que incluya la firma, nombre y DNI del depositario. Además, deberá señalarse la cantidad de dinero que la persona juega.

En la actualidad, esta es una vía en desuso, ya que es más recurrente enviar una fotografía del décimo por correo electrónico o WhatsApp. En estos casos, y según señala la OCU, podrá tratarse de una prueba si ese mensaje incluye los datos del depositario, los participantes y la cantidad con la que cada uno de estos participa.

Dónde cobrar el décimo

De entrada, lo ideal es acudir a otro punto de lotería distinto al de la adquisición. Cualquier entidad es válida. Todo sea por mantener el anonimato, con más motivo si en el punto de compra te esperan para el cobro.

Siendo el premio inferior a 2.500 euros, este sería el camino a seguir. Sin embargo, en caso contrario, si el premio es de dicha cantidad o superior, el décimo debe cobrarse en una entidad bancaria que esté autorizada por la Sociedad Estatal de Loterías y Apuestas del Estado (SELAE). Los lugares aptos para el cobro son: Abanca Corporación Bancaria, Banco Ceiss (España Duero), Banco Mare Nostrum (BMN), Banco Popular (incluidas las oficinas del Banco Pastor), Banca Sabadell, Bankia, BBK Cajasur, BBVA, Caixa Bank, Caixa Ontinyent, Cajamar, Ibercaja Banco, Kutxabank, Laboral Kutxa y Unicaja Banco.

Qué hacer si el décimo está estropeado

Para casos como este existe la Solicitud de Pago de Premios. Se debe rellenar, firmar y adjuntar el boleto en mal estado. El siguiente paso es la verificación del mismo, por lo que, si procede y es auténtico, desde Loterías se notificará al propietario para comunicárselo.

Qué hacer si el décimo ha sido robado

Actuar previamente. Esa es la clave, denunciar el hecho ante la Policía y, en caso de que el boleto sea uno de los premiados, presentar la copia de la denuncia a la Asesoría Jurídica de Loterías y Apuestas del Estado.

La caducidad de los décimos

A los tres meses, contados desde el día siguiente al sorteo, los premios del Sorteo Extraordinario de la Navidad caducan. No hace falta darse ninguna prisa a la hora de cobrar el décimo, pero sin dejar que caiga en el olvido, ya que a partir del 22 de marzo todo esfuerzo será inútil.

Recordar el papel que juega Hacienda

Es imprescindible tener en cuenta que Hacienda retiene el 20% de la cantidad premiada siempre esta supere los 2.500 euros antes de celebrar la suerte por todo lo alto. El calculo de la cantidad real que ingresa el premiado se hace restándole a la cantidad premiada los 2.500 euros exentos de declaración. De la cantidad resultante, el 20% irá destinado a la Hacienda Pública.

Ejemplo: para un décimo premiado con 4.000 euros, debemos descontarle los 2.500 euros que quedan exentos de tributar. El 20% de esos 1.500 euros restantes (300) es lo que Hacienda retendrá por el premio.

 

Fotos

Vídeos