En los últimos años, el primer premio ha dejado algunos buenos pellizcos en la provincia

En los últimos años, el primer premio ha dejado algunos buenos pellizcos en la provincia

Antonio M. Romero
ANTONIO M. ROMERO

Las administraciones de lotería vivieron ayer un día ajetreado atendiendo a los últimos rezagados que buscaban la suerte comprando sus décimos para un sorteo que el pasado año dejó 10,5 millones de euros en Málaga, provincia donde en los últimos años El Gordo ha dejado algunos buenos pellizcos.

De los 10,5 millones de euros con los que la suerte tocó a la provincia e 2017, 6,5 millones cayeron en Fuengirola, donde se vendieron medio centenar de décimos del segundo premio 04536, y el resto de repartió en distintas ciudades malagueñas.

En lo que respecta al Gordo en la provincia, en 2012 una administración de la capital y otra de la provincia vendieron un décimo del 76058. Fue aquel un año especialmente bueno para los malagueños ya que el sorteo extraordinario de Navidad dejó en total 29 millones de euros, principalmente gracias al tercer premio, el 64084, que llevó la felicidad en forma de dinero a varios barrios de la capital.

En 2014, el Gordo, el 13437, inundó de millones la Serranía de Ronda después de que dos loteros que vendían en la calle La Bola de la Ciudad del Tajo repartieran 40 millones de euros entre varias localidades de la comarca, especialmente Arriate.

Al año siguiente, un total de 150 décimos de el Gordo, el 79140, viajaron desde Roquetas de Mar hasta Villanueva de la Concepción después de que un grupo de jubilados de este municipio de la comarca de Antequera estuvieran de vacaciones en la localidad almeriense.

Hoy, Málaga, al igual que el resto de España, tiene puestas sus ilusiones en el sorteo que abre oficialmente la Navidad.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos